Skip to content

El economista camuflado

14 septiembre 2007

El economista camuflado explica por qué un café en el starbucks cuesta el triple, explica todas las técnicas existentes para que gastes más dinero del que piensas, la increíble utilidad de los impuestos, propone modelos de sanidad mixtos (entre público y privado), el por qué los países pobres siguen siendo pobres… etc.

Lo que me ha parecido atractivo del libro es que expone todos estos temas desde el punto de vista de un economista, de una forma completamente positiva y alegre, y no anticapitalista y llorica como esperaba.

Pero en mi opinión el libro roza la surrealidad cuando acaba justificando los talleres de Nike en Vietnam, o lo chupichusqui que es China y el cero que se merece la Unión Europea en cuanto a la economía. Que es mucho mejor que haya casos de chinos muertos después de jornadas de 16 horas antes que el comunismo que se tenían que comer literalmente los unos a los otros para sobrevivir, pues China era aún más pobre que Camerún.

Los que me conocen saben que me gusta ser muy ético con mis compras y con las empresas, y me ha gustado leer la otra cara de la moneda. Ahora sé que las empresas no están dirigidas por hombres tiranos con garras en vez de uñas, y risa malévola con eco incorporado, sino que tienen sus motivos de peso para tomar las políticas anti-éticas que están tomando. Aún así, el punto de vista del economista escritor me parece la de un insensible obsesionado por ‘mejorar la economía’, un concepto casi abstracto, objeto de adoración, que ciega a muchos ante la quiebra de familias, empresas y el sufrimiento de muchas otras personas, porque según Tim Harford, ‘La vida es así’.

Para aquellas personas que están preocupadas por el mundo, es un libro imprescindible. Pero para que no os arrepintáis de haber comprado tal hatajo de insensiblería, leedlo en la biblioteca más cercana.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Elena Yo permalink
    14 septiembre 2007 15:09

    Tiene muy buena pinta, yo recojo la recomendación. Sobre todo porque se poquísimo de economía.

  2. 14 septiembre 2007 15:19

    Pues te lo paso a cambio de la recomendación de Un mundo feliz.

  3. 16 septiembre 2007 13:05

    Hay que saber de dólares para poner a este mundo a caer de un burro.

Trackbacks

  1. La doctrina del shock, Naomi Klein « Maravillosísimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: