Skip to content

La prostitución

8 septiembre 2007

He estado casi un año pensando en el tema de la prostitución, causado en su mayoría por la ‘genetista’. Y es que el año pasado no me cabía ninguna duda en que lo ético y correcto sería legalizar la prostitución, sin embargo la visita a Amsterdam hizo que me repensara algunas cosas. Y es que ¿Qué pasa con la moralidad de los clientes? El prototipo medio de ‘putero’ son personas machistas que tratan a las mujeres como objetos sin sentimientos.

Entonces, ¿Qué hacemos? Por un lado tenemos los derechos de las prostitutas, tan simples como cotizar en la seguridad social y trabajar de una forma segura. La mayoría de las prostitutas trabajan por que quieren y porque ganan más que tú y yo juntos en un día, y no de forma obligada por las mafias como insisten algunos detractores (esto último casi siempre son excepciones que salen en la portada de los periódicos). Y por otro lado tenemos el típico hombre, de 45 años, maloliente y con barba de una semana, que decide irse de putas, y sentirse el rey viendo como la negra tetuda y la del culo de impresión compiten por él en la Casa del Campo, para posteriormente elegir, y hacer lo pactado en unas condiciones sanitarias pésimas. En Amsterdam es otro tema, pero los grupos de jóvenes que señalan a las vitrinas gritando y riéndose virilmente mientras la prostituta intenta aguantar el tipo, no faltan.

 

Manifestación de prostitutas en la Calle Montera. “Los políticos nos condenan, las putas queremos derechos”

Y hoy conseguí posicionarme en cuanto a esta polémica:

En mi opinión creo que es obvio que negar unos derechos tan básicos a la profesión más antigua del mundo es tan incomprensible como lo es que una prostituta de la calle Montera se arriesgue a que le partan los dientes por haber sido desagradable con algún cliente, con lo cual opto por la legalización más descarada posible.

Para resolver la otra cara de la moneda, lo que habría que hacer sería cambiar nuestra imagen de la prostitución, concienciar y cambiar de mentalidad, elevando a esta profesión a un nivel más digno y quizás, exótico. Que sea una profesión más, tan respetable como ser secretaria, o arquitecta. Que ser trabajadora sexual no lo puede ser cualquiera, pues requiere una personalidad y unas capacidades muy concretas para poder ejercerla. Que en los cuestionarios de ‘¿En qué trabaja usted?’ se pueda poner con orgullo y sin reparos ‘Trabajadora del sexo’. Porque la prostitución no es vergonzosa y ocultable, sino muy loable, digno de alabanza e incluso de admiración. Si este fuese el concepto que tuviesemos de las trabajadoras del sexo, el target de clientes variaría sensiblemente y el respeto a las profesionales aumentaría.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. 8 septiembre 2007 19:02

    Estoy muy de acuerdo contigo, muchos de los problemas de la prostitución es el tratamiento marginal que se les da a las mujeres que la ejercen.

    Son ciudadanas que trabajan, viven, compran, y quieren pagar sus impuestos para recibir las compesaciones de esos impuestos.

    Pero este país es como es, y el que desfalaca sus impuestos, agenciándose millones, a costa de los demás, es un héroe, y quien quiere pagar sus impuestos y ser ciudadan@ de pleno derecho, se le da con la puerta en las narices.

    Saludos.

  2. Helen permalink
    9 septiembre 2007 17:07

    No entiendo desde qué punto de vista podría ser la prostitución digna de admiración. No entiendo cómo puedes decir eso.

    Desde luego creo en el hecho de que las prostitutas deberían gozar de mayor protección y acceso a cotizar en la seguridad social.

    PERO:

    La profesión más antigua del mundo, como se suele apelar a la prostitución, no es sino una respuesta a la demanda generada por una sociedad machista. Una sociedad que cree que las mujeres se pueden comprar.

    El sexo siempre debería realizarse sin contraprestación económica pues de otro modo no existe libertad. Cuando estuve en el barrio rojo de amsterdam se me revolvió el estómago al ver mujeres expuestas en escaparates, como una mercancía más. Hablas de derechos pero partes de tratar a mujeres como objetos.

    Y las mujeres ya no somos objetos. Y por eso hace doscientos años una mujer podía ser prostituta y no arquitecta, y podía ser prostituta pero no tenía derecho a votar. Porque eso es algo que los hombres siempre han concedido a las mujeres: la prostitución. Estupendo.

    De verdad espero que la evolución acabe con “la profesión más vieja del mundo”, es decir, con la utilización de las mujeres.

  3. Zecè permalink
    9 septiembre 2007 23:48

    Es una reflexión solo para personas que puedan comprender…
    Por su profundidad, porque la tratas desde el respeto desde la libertad y benevolencia, yo también soy de tu opinión, estoy de acuerdo y espero como tú bien dices que la evolución, para mentes evolucionadas… acabe con la utilización de las mujeres que nada tiene que ver con la profesión de prostituta. Muacssss

  4. 10 septiembre 2007 0:35

    Si te presentas en las listas de algún partido político, ten por seguro que te votaba ;)

  5. nekomata permalink
    10 septiembre 2007 9:55

    Creo que te equivocas en una cosa, no deberia aparecer trabajadora del sexo, sino trabajador del sexo, ya que aunque el consumo es menor y mas seguro que el de las prostitutas existe un consumo de hombres que se dedican a vender su cuerpo y sus habilidades y dotes sexuales.

    ya de paso os invito a todos a ver mi blog:

    http://nekomata.wordpress.com

    Un saludo

  6. 10 septiembre 2007 10:57

    nekomata, es cierto. Al final del post pensé introducir una nota aclaratoria que decía que el post es aplicable también a los prostitutos, pero al final lo desheché por la razón de que los trabajadores del sexo no tienen los problemas de las trabajadoras. Al ser hombres disponen de mas seguridad (mas fuerza, vaya), y por lo general trabajan en la prostitución de lujo, por lo tanto los chaperos son muy poco comunes (que yo sepa).

    Pero vamos, que la conclusión final, para ser justos, debería ser aplicada a ambos sexos.

    nanoysutrompa: Hoy soñé que era presidente de la nación jajajaja, ya te contaré las medidas que impuse.

    Zecé, di que sí, la utilización de las mujeres no tiene nada que ver con la prostituta, es ella la que decide todo, no es esclava de nadie.

    Helen: Las prostitutas actualmente sí son tratadas como objetos, pero no por el mero hecho de serlo, sino por la cultura que tenemos que las relegamos a un nivel inferior e inmoral y que por lo tanto merecen ser tratadas como tales. Y aún así se manifiestan por sus derechos. ¿No crees que habría que cambiar otras cosas?

    Ya estaba echando de menos la polémica.

    Besos a todos.

  7. 13 septiembre 2007 1:41

    Las mujeres son consideradas medio bobas sea cual sea su profesión, y muchas siguen el juego. Tengo en mente a licenciadas universitarias, no a pobres arrastradas. ¿Cómo erradicar eso, si se da hasta en las clases altas, que son las que tienen los medios de propaganda? La Preysler o la Thyssen no me merecen más respeto que una meretriz que llega en cayuco para trabajar en cualquier esquina. ¿Se arriesga en su trabajo? También el ciego que vende cupones. ¿Es explotada? No más que un reponedor de Carrefour. ¿Es despreciada? Me sobran ejemplos con los que comparar.
    Y que los chaperos no abundan no es ajustado a la realidad, doy fe. Sal por el ambiente cualquier fin de semana y abre los ojos.

  8. Elena Yo permalink
    14 septiembre 2007 3:11

    Las mujeres son consideradas medio bobas por tí, hijo mío. Ni en mi casa ni entre mis amigas he encontrado esas mujeres a las que les gusta hacerse las tontitas. Quizás no hayas tenido la misma suerte.

    La Preysler es una mujer que no vive de su inteligencia sino de la moda y no es el ejemplo que nos representa. Eso de la “clase alta” dónde queda, ¿en el s. XIX? De otra parte, los hombres más admirados son los futbolistas y tampoco viven de su inteligencia.

    Una prostituta se arriesga mil veces más que un ciego que vende cupones, no hay comparación. A tí sí te hace falta abrir los ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: