Skip to content

No fue niño, no fue niña, resultó ser ‘muxe’

7 septiembre 2007

A raíz de la entrada anterior no pude evitar buscar más información acerca de los Muxes, y es que en la actualidad aún siguen existiendo en Juchitán, un pueblo de Oaxaca. Ixtaxochitlán para los nahuas; Juchitán de San Vicente para los católicos; Juchitán de las locas, para otros. Y Juchitán, the queer paradise para los gringos y los foráneos.

Un muxe es un hombre travestido que asume el rol femenino en la comunidad. En la época precolombina, los muxes o formaban parejas monógamas con hombres, o se casaban con mujeres y tenían hijos, o vivían en grupo. Tradicionalmente algunos muxes también tenían el rol de iniciar sexualmente a los adolescentes, ya que no era socialmente aceptado que las jovencitas perdieran la virginidad antes del matrimonio.

lasintrepidas001.jpg

Actualmente la mayoría de los muxes forman pareja con hombres. y suelen ser considerados por sus madres como “el mejor de sus hijos” ya que el hijo muxe nunca abandona a los padres en los momentos difíciles de la vida. A diferencia de los hijos heteresoxuales que se casan y van a formar otro núcleo familiar que necesita cuidados, el hijo muxe se queda en casa o regresa cuando es necesitado. Por esto, los muxes representan para sus madres tanto una seguridad económica como un apoyo moral, sobre todo cuando en edad madura se quedan solas, ya sea por quedarse viudas, porque el hombre se va con otra mujer más joven o porque ellas mismas deciden separarse. En algunos casos, cuando hacen faltas hijas y un hijo varon no expresa la ‘natural’ agresividad de los varones, la misma madre cría al niño favoreciendo una serie de comportamientos atribuidos socialmente a las niñas. Por esto, no es raro ver a niños muxe menores de 10 años, acompañando a la mamá a vender en el mercado o aprendiendo de ella a bordar.

lasintrepidas004.jpg

-Yo recuerdo que me gustaba jugar con las cosas de las niñas, me gustaba más jugar con mis hermanas. Sí me echaba para atrás, para tratar de hacer el papel de un niño normal, heterosexual, pero no iba conmigo. Pero tampoco puedo ser mujer. Ahí me di cuenta de que soy diferente. Entonces, qué hago, o me voy hacia delante o me regreso –a reprimirme, porque a qué otra cosa. Porque lo que eres no lo puedes dejar de ser. Así que tomé la decisión de seguir adelante y enfrentarme a lo que viniera.- Declara un muxe.

En la cultura occidental tenemos travestis y transexuales: Un travesti es aquella persona que acepta su sexo y su cuerpo, pero le gusta jugar con una doble identidad, y un transexual es aquella persona cuya anatomía física no corresponde al sexo al que siente pertenecer. ¿Tendremos que ampliar nuestro catálogo de géneros?

lasintrepida010.jpg

lasintrepidas008.jpg

lasintrepidas026.jpg

lasintrepidas031.jpg

Vía

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Anónimo permalink
    30 junio 2012 20:32

    QUE PERRAS LAS MUXES

  2. Anónimo permalink
    2 noviembre 2014 18:30

    UNA muxe, no UN muxe… y no, ellas no son “hombres travestidos”, son muxes usando ropa de muxes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: